sábado, 11 de agosto de 2007

Al cine con el Pato Donald: "Los Cuatro Fantásticos y Silver Surfer"


"The Fantastic Four: The rise of Silver Surfer" es el título de la película dirigida por Tim Story que voy a comentar.

Argumento:

La primera familia de superhéroes de Marvel, Los Cuatro Fantásticos, se enfrentan a su mayor reto hasta la fecha en "Los cuatro fantásticos y Silver Surfer", cuando un enigmático heraldo intergaláctico, el Surfero de Plata, llega a la Tierra para prepararla para su destrucción.

Me encuentro aquí con mi enésimo y a la vez infructuoso intento de encontrar este verano una película que valga la pena y que, a la vez, esté entre las más anunciadas. Tras los fiascos que supusieron para mi Ghost Rider y Transformers, hice la que espero sea mi última intentona de ver un blockbuster de verano. Aunque, la verdad, sé que acabaré viendo los próximos que vengan; mi optimismo me hace ser así.

La película es un trenzado de cosas que hemos visto millones de veces. Desde los problemas de pareja más cansinos (incluso con el fin del mundo como razón, no valen excusas) hasta la actitud más típica de los militares (con esa prepotencia incluso ante un superdotado). Es en este tipo de películas que, como me aburro, empiezo a preguntarme si seré yo más listo que la gente que no ve venir el final de ciertas tramas o incluso el final de la película. ¿Es posible que alguien se crea que va a morir alguno de los protagonistas? La respuesta es sí, básicamente porque oí el comentario en el cine. Y, que yo sepa, no soy ningún genio ni escribí el guión.


Una mención aparte merece el aspecto de Jessica Alba. Es una chica a la que siempre he considerado guapísima, aunque quizá demasiado delgada. Pero la fachada que lleva en esta película fruto de maquillaje y lentillas la hace ridícula de tan artificial que parece. Yo, la verdad, nunca he visto unos ojos de color azulo oscuro... Parece una chica mona latina metida con calzador en un papel para una chica de piel blanca, rubia y de ojos azules (si es que querían acercarse al aspecto del cómic).

Por otra parte, el supuesto genio mundial llamado Reed Richards parece en esta película tan ingenuo que cuesta de creer que haga esos hallazgos con tanta horchata en las venas. Y el Doctor Muerte actúa rodeado de un aura de previsibilidad que más que miedo consigue provocar unas risas.

He de admitir que había cosas de la película que me gustaron. Johny Storm y La Cosa son dos personajes bien logrados, ya que resultan lo que esperas de ellos y los efectos especiales son suficientemente vistosos (a excepción de Mr.Fantástico en determinados momentos). Incluso tenía algún momento muy concreto que conseguía arrancarte una carcajada.

En definitiva, una película típica donde las haya, recomendada para aquellos que no quieran comerse mucho la cabeza en el cine, o para los que se conformen con ver a Estela Plateada en la gran pantalla. ¡Que se ponga 1 pin! (de 5)

2 comentarios:

guaiesguai dijo...

Yo ya iba kon la conciencia de k esta peli iba a ser una mierda,pero la verdad eske fue aún peor de lo k esperaba.Lo unico k me gustó fue el personaje de estela plateada.
Cualquiera k tenga dos dedos de frente y no sea ingenuo,puede adivinar lo k pasará en todo momento,es decir,la peli no llevó en ningún momento el elemento sorpresa.
Es una típica peli k segura k les saldrá a cuenta a aquella gente k se haya dignado en hacerla,xk a los niños les gustará,y ya se sabe k las peliculas para niños siempre tienen una buena recaudación.

P.D:Jessica Alba da asco

Pato Donald dijo...

¡Eres tan o más "destroyer" como yo! jaja