viernes, 19 de septiembre de 2008

Cómics "de aventurillas"

Últimamente estoy exhibiendo una rabia casi perruna en alguno aspectos comiqueros, y me he propuesto reflexionar un poco sobre el tema.

Dado que existe un conjunto de historias superheroicas que me dan rabia, he definido un gili-género en el que las voy a englobar a partir de ahora: cómics de aventurillas.

Dicho género engloba todas aquellas historias del género de superhéroes en las que todo se basa en sacar malos a los que pegar y todo acaba bien y sin cambios muy considerables. También se incluyen todas aquellas triquiñuelas que tanta rabia dan a los que nos gusta la evolución en una colección como son resurrecciones, reinvenciones de personajes, comportamientos de los grupos ante las amenazas, malos que nunca llegan a hacer uso de todo su potencial...


El choque que produce el cambio Meltzer-McDuffie en JLA es una buena prueba de ello. Cogemos el número 13, miramos la portada, y podemos empezar a preguntarnos qué hacen ahí unos cuantos de esos personajes.
Pasamos de una etapa donde Solomon Grundy le arranca un brazo a Tornado Rojo, con sangre, dolor y sufrimiento de su familia, a un grupo de villanos liderados por Lex Luthor y el Joker que dan risa al dejar a los héroes noqueados en el suelo, sin matarlos, y dándoles siempre la oportunidad de escapar. Bien podría haber titulado a este post "JLA 13: miedo confirmado" o "JLA 14: ¿lo dejo ya?". En este punto podríamos incluir también las peleas entre superhéroes por confusión, tan presentes siempre.


En dicho género también tiene cabida otra McDuffiada, 4 Fantásticos. Los problemas causados por el enemigo espacial que la mente humana casi no puede entender, acaban solucionados por un Reed Richards que no necesita pensar las cosas más de 5 minutos para inventar algún cachibache digno del mejor mago. Alicientes: muchas ostias, muchos alienígenas diseñados para la ocasión, y muchos mundos extraños.


Otro ejemplo de los cómics de aventurillas son algunos de los números de Spiderman. En mi caso, empecé leyendo la saga El Otro, para luego dejar la colección del mago del humor por la poca trascendencia de dichas historias: vuelve Misterio (pero que es otro, o quizá no...), el Hombre de Arena, Octopus... Vamos, la novedad. Y no digamos ya el reinicio-no-reinicio de Un día más (ni las portadas de Djurdjevic están tan bien como de costumbre...).


Por todo esto, hago un llamamiento mundial a los dioses de la edición:

Por favor, grandes genios de la planificación y distribución historietera, ¡encontrad la forma de avisarme! ¡Usad la censura para algo útil! ¡Haced una división entre historias que evolucionan e historias que no!

Pero, os lo suplico, ¡no me toméis más el pelo!

3 comentarios:

Clash dijo...

Hi guys!!

Primer de tot, enhorabona als habitants del "Rincón de Tío Gilito" pel seu blog.

A veure quin dia parleu de còmics europeus no anglosaxons ni castellans!!

Ja que tenia ganes de deixar-vos un comentari... aprofito per animar-vos a votar en l'enquesta del meu blog.

Salut i revolució.

Catman dijo...

També llegim còmic europeu i manga, tot i que no tant com la resta.
Donat que en sé més de l'americà, per això en parlo més.
Fa poc, per exemple, vem llegir "Aldebarán libro 1" de Leo (crec que és francès) y estic llegint MW de Usamu Tezuka (diuen que es un clàssic).
De totes formes... tu també podries parlar de Bande Dessinée no? Ja que ho posa al teu blog... jajaja

Ens llegim!! ;)

Clash dijo...

Hola Catman,

La veritat és que si, porto temps amb intensió d'escriure quelcom sobre BD, no obstant, porto una temporada que l'he deixat una mica de banda degut a algun llibre com per exemple: L'africain de Tiken Jah Fakoly, el recomano, ja que, a part de parlar a grans trets de la seva vida, explica el per que de les seves cançons, informant sobre la història d'Àfrica.

De tota manera, és veritat, m'hauré de posar les piles.

En Redox, em va regalar per Nadal un manga titulat "Say Hello to black Jack". Tel recomano, és un clàssic manga. Tracta sobre un estudiant de medicina i totes les complicacions que té un cop acabada la carrera.

Salutacions!

I visca els frikibloggers!